El número de empleados públicos vuelve a romper la barrera de los tres millones Leer más: Paro: El número de empleados públicos vuelve a romper la barrera de los tres millones.

0
519

Ocurrió en el tercer trimestre de 2008. Durante ese periodo, el empleo público-del conjunto de las administraciones- rompió por primera vez la barrera de los tres millones de ocupados. En concreto, 3,04 millones de funcionarios y asimilados laborales. Era al comienzo de la recesión. Pese a ello, y en el marco de una política fiscal expansiva diseñada por el Gobierno Zapatero para combatir la crisis, el empleo público continuó creciendo. Hasta los 3,30 millones en el tercer trimestre de 2011, poco antes de las elecciones generales.

¿Qué sucedió a partir de ese momento? Pues que el cambio de orientación en lapolítica fiscal -comenzaron los recortes- provocó una tendencia descendente en el empleo público. Hasta un mínimo de 2,90 millones en el cuarto trimestre de 2013. Por lo tanto, una disminución de las plantillas públicas equivalente a 400.000 puestos de trabajo destruidos desde el nivel máximo.

¿Qué ha ocurrido en el último trimestre de 2015? Según la Encuesta de Población Activa (EPA), un hecho altamente simbólico. El número de empleados públicos ha vuelto a situarse por encima de los tres millones. En concreto, 3.000.700 trabajadores al servicio de alguna de las administraciones.

No se trata de un fenómeno puntual vinculado a un hecho extraordinario. El número de empleados públicos lleva creciendo de forma casi ininterrumpida desde hace dos años, lo que refleja un evidente cambio de tendencia que, incluso, se está acelerando. La EPA muestra que la ocupación en el sector público crece a un ritmo anual del 2,5%, ya muy cerca del 3% que avanza el empleo en el sector privado.

Este cambio de tendencia se concentra, precisamente, en las administraciones de mayor tamaño (central y autonómica), mientras que tanto las corporaciones locales (ayuntamientos, diputaciones y cabildos) como las empresas públicashan perdido efectivos. El caso más llamativo es el de las comunidades autónomas, que han creado nada menos que 99.500 puestos de trabajo desde el cuarto trimestre de 2013, que marca el fin de los ajustes en el sector público.

Hoy, los gobiernos regionales tienen contratados a 1,68 millones de empleados públicos, el triple que la Administración central. Si bien hay que tener en cuenta que en esas administraciones se concentran los servicios públicos más intensivos en mano de obra y en prestaciones sociales: educación o sanidad. En todo caso, el periodo electoral, que suele tener un efecto dinamizador sobre el empleo público por razones políticas, puede explicar lo que ha sucedido en los dos últimos años, ya que en ese periodo no han aumentado las competencias.

Ese aumento del empleo público explica, lógicamente, el crecimiento de lanómina de asalariados al servicio de alguna Administración. Desde un máximo de 125.564 millones en 2009 -cuando comenzaron los recortes en sueldos y plantillas-, se pasó a los 114.938 millones en 2014, pero esa tendencia se habrá revertido con seguridad en 2015, año en el que la nómina de

….. (Leer Noticia Completa)

No hay comentarios

Dejar respuesta


dos + 4 =

Current ye@r *